Guía de trabajo para mediadores: El pequeño conejo blanco

 

EL PEQUEÑO CONEJO BLANCO
Guía de trabajo: lectura en voz alta y conversación

Guía preparada por:
Pilar Echeverría -Verónica Uribe
María José González -Constanza Ried


1. Antes de leer
:

a.    Preparar el espacio: recuerde ubicar a los niños de tal modo que todos puedan ver bien el libro y
.      sus ilustraciones.

b.   Puede comenzar con este verso:

                    Ha llegado un cuento:
.                      ¿Lo habrá traído el viento?
                    Vengan niños a viajar,
.                      ¿Quién me quiere acompañar?

c.   Muestre la portada y contraportada y pida a los niños que comenten lo que ven. Presente a los
   personajes de la historia que van a leer:

.                                 

  • Una buena forma de hacerlo es mostrando al conejo que aparece en la portada y a la hormiga que aparece en la contraportada.
  • Para presentar al resto de los personajes puede conseguir peluches o animales de plástico que representen al perro, el buey y gallo. También puede hacer ilustraciones llamativas.

d.   Utilice estos términos: “portada”, “contraportada”, “personajes”, “protagonista”, para que los
   niños se familiaricen con las partes del libro y con algunos términos literarios.

 

2. Lectura

 a.   Es importante que haya preparado y practicado la lectura antes de hacerla delante de los niños.
    Por ello le sugerimos que revise la guía Para una buena lectura en voz alta.

b.   Lea el cuento mostrando las ilustraciones. El texto es breve, y como hay varias repeticiones, es fácil
.     aprenderlo. Eso le permitirá leer de manera fluida al mismo tiempo que muestra las imágenes.

c.   Si usted ha practicado esta lectura y la hace con buena entonación y con un ritmo adecuado,
.     comprobará que los niños escuchan atentos. Es probable que le pidan repetirla. En una segunda
..    lectura puede detenerse en algunas imágenes y dar cabida para que los niños coreen junto a usted
   las rimas que presenta el texto.

d.   Al finalizar, lea lentamente la última frase, como arrastrando las palabras y ponga énfasis en el
.     estribillo final que le da un toque de humor: y a mí no me dieron…..porque no quisieron.

e.   Fíjese que la historia no termina con las última palabras. Antes de cerrar el libro, muestre a los
   niños la ilustración a doble página donde aparecen todos los animales menos la cabra.

e.   Deje un momento de silencio que permita a los niños ampliar su experiencia de lectura antes de
   comenzar la conversación.

 

3. Conversación después de la lectura.

Converse con los niños acerca del cuento que acaban de leer. Para motivarlos, sugerimos hacer algunas de las siguientes preguntas (le invitamos a consultar también la guía Consejos para una buena conversación):

I. Comience por preguntas simples que le permitan a los niños reconstruir la historia y recordar detalles.

.           a.  ¿Qué salió a buscar el conejo y qué le ocurrió al volver a su casa?
        b.  ¿Con qué animales se encuentra en su camino? ¿Qué les pide a cada uno? ¿Qué contestan los
.                animales al conejo? ¿Por qué tienen miedo?

        c.  ¿Quién ayuda finalmente al conejo? ¿Qué animal habrían creído ustedes que podía ayudar al
.                conejo? ¿Por qué lo hace la hormiga?

 II. Posteriormente, llévelos a establecer relaciones con sus propias experiencias y con otras obras.

.          d.  ¿Dónde ocurre esta historia? ¿Cómo lo saben?
.          e.  ¿Qué habrían hecho ustedes si al volver a su casa les hubiera pasado lo que le pasó al
.                conejo? ¿Cómo se habrían sentido?
        f.  ¿Conocen otras historias con animales? (libros, televisión, etc.) ¿Cuáles?
        g.  Observe las ilustraciones junto a los niños y deténgase en alguna de ellas: ¿Cuál es la
              expresión de los personajes? ¿Cómo cree que se sienten?

.                  

        h.  ¿Cómo son los dibujos y los colores? (si quiere, puede comparar los dibujos de estos animales
.               con los que aparecen en La Tortilla Corredora)

                

.                    

        i.  ¿Qué les llama la atención del lenguaje? ¿Cómo son las palabras que usa la historia?
           ¿Recuerdan alguna rima?                   

.                        Dice el conejo:
                      “Volví a mi casa para hacer un caldo,
.                        pero en ella está la cabra cabreja
                      que, si me salta encima, me desmadeja.”

                     “…en ella está la cabra cabrilla
                     que, si me salta encima, me estampilla

                     “…en ella está la cabra cabruja,
                     que, si me salta encima, me apretuja.

        j.  Pida a los niños que elijan su página favorita: ¿Por qué les gustó más? ¿Qué parte de la
            historia les dio risa? (Puede hacer lo mismo con la página que les gustó menos).

        k.  Invite a los niños a imaginarse que se encuentran con el pequeño conejo: ¿Qué le
.               preguntarían o qué le aconsejarían? Lo mismo puede hacer con la cabra y con la hormiga.

.

Al finalizar la sesión de lectura puede decir estos versos:

              Ha terminado este cuento
              ¿Se lo habrá llevado el viento?
              No. Ha quedado aquí, 
              en mi pensamiento.

 

4. Actividades para complementar la lectura y la conversación.

a.   Invite a los niños a jugar con las siguientes palabras uniendo las que riman:

b.   Láminas para colorear: mientras conversa con los niños puede entregarles algunas de las siguientes láminas para que las coloreen.

Imagen.1 La cabra mirando a la hormiga con una lupa.

Imagen.2 El pequeño conejo blanco

Imagen.3 El conejo y sus amigos.

 

Imagen.4 La amistad de la hormiga y el conejo

 

Imagen.5 Lámina final en colores

Guía de trabajo para mediadores, descargar aquí.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *