fbpx

Chris Van Allsburg

Es un prestigioso creador, escritor e ilustrador de álbumes infantiles. Nació en Estados Unidos el 18 de junio de 1949. Ganó la Medalla Caldecot por sus destacadas obras Jumani y Expreso Polar, y fue nominado al prestigioso premio Hans Christian Andersen en 1985.
Sus obras resaltan por siempre tiene “una naturaleza misteriosa. Logra este efecto valiéndose de estrategias artísticas de perspectiva, luz y punto de vista”.

¿Sabes cuál fue su primer álbum ilustrado?

El Jardín de Abdul Gasazi (1979) fue la primera obra infantil que publicó Allsburg. El autor creó el extraño y estrafalario jardín. Sin embargo, le faltaba lo más importante: la historia, por lo que decidió agregar a su cuento un niño, un perro y un mago. Es un libro que enseña el sentido de la responsabilidad y cuidado, “deja ver el interés del autor por desarrollar una literatura infantil alejada de los lugares de confort: atmósferas inquietantes y marcadas por una cierta oscuridad en donde personajes desconcertantes, movidos por el egoísmo o el orgullo, conviven junto a otros individuos cargados de esperanzas y emociones positivas en espacios donde lo maravilloso y el milagro se encuentran a la distancia de un palmo”. Sus ilustraciones están llenas de detalles, y sus colores gris, blanco y negro dan una profundidad de campo.

JUMANJI

¿Sabías que Jumanji es una palabra Zulú y significa “muchos efectos”? Fue su segundo álbum, y con él, decidió dedicar más tiempo para perfeccionarse en el dibujo. Es un cuento mágico, que alimenta la imaginación de los niños y jóvenes, en el cual suceden cosas poco comunes y no existe un tiempo específico. Es considerado un clásico dentro de la literatura infantil.

-Parece que es un juego -contestó Peter-; y le dio la caja.
-“JUMANJI”-leyó Judy-; “UN JUEGO DE AVENTURAS EN LA SELVA”.
-Mira esto -dijo Peter, que había descubierto un recado pegado debajo de la caja. Se leían estas palabras, escritas con la letra de un niño: “Juego gratuito, diversión para algunos, pero no para todos. Posdata: léanse cuidadosamente las instrucciones”.

Los misterios del Señor Burdick

El libro-álbum contiene 14 ilustraciones “realistas-fantásticas con tonalidades de -grafito- negro, que asemejan una fotografía realmente inquietante”. Cada una de ellas es un misterio y van acompañadas sólo de un título y un epígrafe, los cuales nos invitan a desarrollar nuestra propia imaginación para interpretar lo que pudo haber ocurrido.

¿Sabes cómo esta historia llegó a manos de Chris Van Allsburg? En los inicios de los años 80’s, el autor se encontraba firmando libros en Amherst, Massachusetts. Ese día, conoció a un editor de libros infantiles llamado Peter Wenders. Él le contó a Allsburg que, en 1953, un hombre llamado Harry Burdick lo fue a visitar. “Llevaba consigo 14 ilustraciones y cada una correspondía a una historia. El editor mostró su interés por las obras y quedaron en que Burdick volvería al día siguiente con las historias completas. Pero nunca volvió.”

Werden le contó esto a Chris Van Allsburg, ya que las ilustraciones del misterioso Harry Burdick eran muy similares a las que él creaba, sin embargo, el editor se dio cuenta que Chris era demasiado joven por lo que era imposible que él fuera dueño de aquellas obras. Al saber esto, Chris Van Allsburg se contactó con su editor personal y publicaron las ilustraciones con sus epígrafes correspondiente. En el prólogo del libro-álbum, el autor explica cómo surgió aquel libro.

UN EXTRAÑO DÍA EN JULIO

Lanzó con todas sus fuerzas

pero la tercera piedra rebotó de regreso.

DEBAJO DE LA ALFOMBRA

Pasaron dos semanas y volvió a suceder.

 

El Expreso Polar

Es un nostálgico y mágico cuento creado por Van Allsburg en 1985. El autor escribe sobre sus sentimientos de infancia e incluso, el niño protagonista ocupa el mismo pijama que Chris usaba. La idea nace de un “tren parado en medio de un bosque. Se preguntó: ¿Qué pasaría si un niño subiera al tren? ¿Adónde iría? Se imaginó a sí mismo, vestido con un pijama y una bata, con sus zapatillas de estar por casa pisando la nieve. Tenía la oportunidad de subir a un tren que le llevaría al lugar que él quisiera ir. Había nieve, hacía frío, por lo tanto, era invierno. ¿Tal vez diciembre? Podría ser finales de diciembre, tal vez el día 24. ¿Adónde querría ir el 24 de diciembre? Al norte, tan al norte como fuera posible”.